Queremos que tu vida sea DE COLORES

Vive un Cursillo de Cristiandad

¿Qué es el Cursillo de Cristiandad?

Aclaramos tus dudas

El Cursillo de Cristiandad es una experiencia de encuentro con uno mismo, con Dios y con los hermanos en tres intensos días. El cursillo es para toda persona que quiera y busque darle sentido a su vida. Todos y cada uno de los momentos que se viven en un cursillo te aportarán algo nuevo que te ayudará a ver tu vida desde otra perspectiva gracias a los testimonios de personas que viven su ser cristiano en su día a día. Una experiencia que merece la pena ser vivida y que no te dejará indiferente.

El Cursillo de Cristiandad es una experiencia de encuentro con uno mismo, con Dios y con los hermanos en tres intensos días. El cursillo es para toda persona que quiera y busque darle sentido a su vida. Todos y cada uno de los momentos que se viven en un cursillo te aportarán algo nuevo que te ayudará a ver tu vida desde otra perspectiva gracias a los testimonios de personas que viven su ser cristiano en su día a día. Una experiencia que merece la pena ser vivida y que no te dejará indiferente.

El Cursillo se destina a todas aquellas personas que deseen profundizar en su fe pero, fundamentalmente, a personas indiferentes, no creyentes o alejadas de Dios, capaces de captar el mensaje evangélico y de comprometerse al servicio del prójimo y de la Iglesia.

Está dirigido a aquellos que tienen una inquietud espiritual, y que buscan una motivación trascendente que llene y de sentido a sus vidas. La experiencia de los tres días del Cursillo no puede quedar en una inolvidable experiencia, es para quien está dispuesto a comenzar una nueva vida.

El Cursillo de Cristiandad puede ser una experiencia de fe que ilumine nuestro caminar. Quien lo vive, suele decir que ha vivido los tres días más interesantes de su vida.

El Cursillo de Cristiandad proclama lo fundamental cristiano, de forma testimonial, cálida, alegre, jubilosa. Más que demostrar grandes verdades muestra vidas, tocadas por la fuerza del Espíritu.Con un estilo directo, cercano, presentado por testigos, no por maestros. La proclamación de lo fundamental cristiano en el Cursillo de Cristiandad es llevada a término por sacerdotes y seglares, con su palabra y con su vida.

Dada su forma de anuncio de la Buena Nueva, el Cursillo de Cristiandad se dirige no sólo a los creyentes que buscan profundizar en su vida de fe, sino también a personas indiferentes, no creyentes o alejadas. Tiene sitio en el Cursillo de Cristiandad toda persona que busque, con cierta seriedad, el sentido trascendente de su vida, sea cual sea su forma de pensar y de sentir. La invitación a un Cursillo de Cristiandad es para todos: es una invitación cordial al conocido, al amigo, al compañero, o cualquier persona insatisfecha que quiera sacarle más jugo a la vida.

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad es de la Iglesia y para la Iglesia. Intenta ayudar a descubrir y desarrollar la vocación de cada uno y, a encontrar su sitio en la Iglesia. Busca crear grupos de cristianos que transmitan el Evangelio en su ambientes: en la familiar, en el trabajo, en el estudio; allí donde esté, el cristiano debe ser anuncio vivo del evangelio.