Cursillo N.º 91

Cursillo N.º 91

Siempre es una alegría y motivo de avivar nuestra fe la clausura de un
Cursillo. En nuestra diócesis hemos podido disfrutar del gozo de compartir
con los nuevos cursillistas, la clausura del Cursillo 91, que se ha celebrado
los días del 6 al 9 de octubre en la casa de espiritualidad Verbum Dei
(Loeches), teniendo muy presente a nuestra Madre, en su advocación de la
Virgen del Pilar, cuya festividad estaba próxima a celebrarse.
Después del tiempo estival, volvemos a reunirnos en nuestras ultreyas, y es
un impulso para nuestra fe y carisma misionero compartir con los recién
estrenados cursillistas este momento, donde con sus palabras nos
transmiten su vivencia y la huella que ha dejado en su corazón nuestro
Maestro.
¿Cómo conservar ese gozo en el corazón, esa nueva fuerza y amor
experimentado?, ese era el deseo que nos transmitían. Les dábamos razón
de nuestra fe y perseverancia mostrándoles la importancia de mantenernos
unidos en comunidad (nuestras ultreyas), con la necesidad de los
sacramentos, la oración y formándonos en el conocimiento de Dios.
Todo envuelto en un ambiente de alegría y amistad, que nos hace renovar la
esperanza sintiendo presente a la Iglesia como pueblo de Dios, hermanos
unos de otros, lugar de acogida y encuentro.
Todo sea para Gloria de Dios,
¡Queda abierto al mundo el Cursillo nº 91!
Siempre de Colores